viernes, junio 25, 2010

El yo

Porque contar historias en tercera persona es mucho más cómodo, y también mucho más cobarde. Porque esconderse detrás de una máscara y un nombre es el perfecto refugio. A veces pienso que se trata de vivir distintas vidas, pero, en realidad, va de poder decir aquello que no puedes decir cuando hablas en tu nombre. Así que no son historias de otros, no es un punto de vista despegado de francotirador. No, soy yo en cada letra, soy yo en cada imagen y en cada adjetivo que sobra. Escribir es soltar lastre, y ese peso siempre es tuyo, aunque lleve otro nombre y vista otra ropa. El yo es el yo aunque lo disfraces de él.



Escuchando: La Costilla - Niños Mutantes

2 comentarios:

·Êl düêndê (¡n)fêl¡z· dijo...

A veces puede dar mucho miedo desencadenar sentimientos que son demasiado grandes. Tanto que pensamos nos vienen varias tallas mayores de la de nuestros sentidos.
Para mi, escribir es la capacidad de demostrar, mediante un medio que no todos saben usar, cosas que normalmente no pueden enseñarse tal cual son.
Mediante las palabras podemos disfrazar ideas, ciertas o no, dibujar emociones y dibujarnos a nosotros mismos.
Sí, aunque se enmascare de "él", el yo siempre seguirá siendo primera persona.

Saludos ^^

Mi vida sin mí dijo...

...porque lo que importa es sacar eso que llevamos dentro, la necesidad de poder verlo de manera más objetiva, del mismo modo en que pronuncias en alto pensamientos hasta ese momento sólo íntimos, en voz baja.
La sensación liviana de relativizar, da igual bajo que nombre: él, ella...

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.