martes, julio 01, 2008

Ventana abierta

(La ventana abierta de Natalia)


No me digas cosas mientras tus labios dibujan movimientos que marcan otras palabras muy distintas. No me susurres nada mientras ese cielo se da la vuelta otra vez. No lo hagas porque me conoces mejor que nadie y sabes que los días de sol me hielan y ya ni tú puedes evitarlo. Así que mejor déjate llevar, deja que muramos en paz, sin fingir, sin volar. Porque ahora sé que hay clicks que significan algo más que un corte de luz, comprenden en sí mismos una sutura de sentimientos, taponan un flujo que te ha desangrado demasiado tiempo, debilitándote, pero que ya ha sanado de forma definitiva dejando sólo un par de pequeñas manchas rosadas que recuerdan que ahí, una vez, hubo un sentimiento que no sabía mentir.

Al abrir los ojos, la puerta estaba cerrada pero, junto a ella, había una ventana abierta. Y al otro lado se veía azul.


Escuchando: Alta fidelidad - Lori Meyers

8 comentarios:

ALOMA69 dijo...

El texto, la fotografía, fragmentos de desamor que al final muestran una ventana abierta a la esperanza.

Me gusta cuando el cielo está azul.

Abrazo.

BORJA F. CAAMAÑO dijo...

Una ventana que atravesar para unirse al vuelo de Juan Sebastian Gaviota en su búsqueda de libertad, cual Ícaro neo-realista en una caída libre hacia sus sueños... ¿me aproximo a la realidad?

Un fuerte abrazo desde el Otro Lado.

Anónimo dijo...

Cambió el título? Es hermoso este texto, ya se lo dije.

Claudia

Leny dijo...

me encanta el texto. y la foto. y tu blog :)

Anónimo dijo...

¿Soy el único al que le aburre que siempre te deje la chica? Tus textos están llenos de qué triste estoy pero veo el cielo azul y me he olvidado de ti... Si te has olvidado de ella, estoy seguro de que o el cielo no es tan azul o ella no era tan importante.

Trapi dijo...

Bueno, muchas gracias a todo por los comentarios.

Para el último anónimo: si le aburren mis textos siempre tiene la opción de no entrar en este blog y dedicar su tiempo a cosas más estimulantes. De todas formas, se agradece igual su comentario. Aunque eso sí, sería más correcto que no se escondiera bajo un anónimo, algo que nunca he entendido. No hay por qué ocultarse cuando uno da una opinión con respeto, como es el caso.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Trapi. La gente se aburre mucho. Existe el Reader Digest en esos casos...o periodicos gratuitos. No se...

Clau

Anónimo dijo...

Tengo la opción de no entrar en este blog, o de seguir entrando y seguir poniendo lo que crea... Por otra parte, también usted tiene la opción de censurar los comentarios anónimos, algo que no veo que haga cuando son halagos lo que está escrito en los mismos... Así pues, lo que le molesta no es el anónimo, sino la crítica que, por supuesto, es al escrito, no al escritor, ya que no tengo el placer. Sus textos me parecen reiterativos y llenos de trampas para ratones. No obstante, los leo, y eso es algo positivo.
Un saludo.
Anónimo.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.