lunes, junio 02, 2008

Navegar

Nadé a deshoras sobre las sábanas, húmedas por el rocío de mis ojos. Y vi muchas cosas, quizás demasiadas. Es parte de la vida –y de la muerte- remar, hundirse, volver a remar y volver a hundirse. Y así en un círculo que amenaza con eternizarse y que al fin y al cabo termina consiguiéndolo. A uno le cuesta trabajo tomar cariño a ese sube y vuelve a bajar, a esa suerte de autopista del alma. Pero todo tiene una pequeña etiqueta pegada, con unos números que marcan el inicio de su futura -o ya presente- decadencia, y si uno sabe comprender esto terminará por dominar ese submundo de las ilusiones y los besos en callejones serenos como el sueño de un niño. Conviene, pues, coger la brújula y adentrarse definitivamente, no en vano, es el sino de todos. Y no hace falta cuchillo entre los dientes, ni botas de cuero negro, basta con ser uno mismo y no mirarse sólo el ombligo, sino también el corazón. A veces se verá preocupantemente azul, pero en el siguiente recodo rojo como la sangre más pura. Quise hacerme con ello sin entender que a las noches, como a los corazones, hay que dejarlos navegar.


Escuchando: Luces de neón - Lori Meyers

5 comentarios:

Saqui dijo...

Gracias por tus palabras... Generalmente y no sé cómo lo haces, acabas por escribir lo que yo siento... Será que no soy un estraterrestre cómo pensaba de pequeña, y que existe gente en el mundo que siente lo mismo que yo,o que es capaz de crear personajes que se me parecen, pero que sabe cómo escribirlo...

Con tu permiso, haré de nuevo un inciso en mi blog, para publicitar tus palabras.

Cómo siempre un placer leerte. Gracias de nuevo

Anónimo dijo...

Muy bonito, si señor. Navegar es necesario, pero mejor sin brújula...Algunas olas son benévolas.

Claudia

Princess Valium dijo...

Hay que aprender a dominar las olas, saber llevar el ritmo de la vida y crecer a cada paso. Lo bueno y lo malo, todo vale.
Besos

ALOMA69 dijo...

La vida nos arrastra irremediablemente.

Un abrazo!

Beat dijo...

"basta con ser uno mismo y no mirarse sólo el ombligo, sino también el corazón"
tremenda frase, me descoloco, pero ya en el punto final las palabras me dejaron en su lugar.
te sigo leyendo.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.