jueves, diciembre 28, 2006

Batalla

Yacías allí, a mi lado. Tan ausente. Tan triste. Y yo sabía por qué era. Porque aquellos pájaros negros con forma de manecilla de reloj se lo habían llevado todo. Encendí un cigarro, y las volutas de humo subieron hasta el techo, formando anillos como los que nunca rodearían ya nuestros dedos.
Por mucho que deambulé por los recuerdos no encontré ningún ansiolítico que detuviera ese llanto de sentimientos; profundos como sueños llenos de monstruos y manos gigantescas.
Mandé a mis ejércitos a la reserva, pues el armisticio ya era un hecho. Después de meses de batalla, la guerra había terminado en tablas. Como suele ocurrir, por otra parte. Nunca hay vencedores y vencidos. Sólo hay derrotados. Y tú y yo lo éramos.
Así que me levanté de la cama. Tú me dabas la espalda, ya en otra dimensión, en otro mundo distinto al mío. A partir de entonces ajeno, pero al que volveríamos demasiado a menudo, al menos yo, porque, como dice Benjamín Prado en uno de sus libros, la nostalgia es un monstruo de tres sílabas que devora la razón.


Escuchando: The mess we´re in - PJ Harvey

10 comentarios:

naná dijo...

Para mí la nostalgía es el miedo a que el pasado no se repita. Y esto es de una lógica aplastante.

Creo que la nostalgía es ser consciente de aquello que irremediablemnte nos da la espalda, y la sinrazón es negarse a verlo y aceptarlo.

Lo dice una meláncolica.

kamchatka dijo...

todos los lugares a los que no fuimos, todas aquellas palabras que nos tragamos, todas aquellas señales que no supimos interpretar, que todo se acaba, que todo termina sin remedio. Es dificil saber si hubiese sido todo perfecto, pero la nostalgia es mala compalera, mejor aparcarla en un rincon,amigo.

Julia dijo...

yo soy una víctima de la notalgia...de aquellos trenes que no cogí por temor y me quedé esperando en el andén día tras día. La nostalgia me ha hecho una de esas vencidas en la batalla de la vida. Pero, supongo que reapareceré mucho más fuerte y con armadura nueva.
Ánimo. Besos

Maktub dijo...

Nostálgia..., de escuchar tu risa loca y sentir junto a mi boca como un fuego tu respiración..., decía el bolero aquel.

Ainsssss, no me pongas tristona, que tenemos que empezar el año con energía!

Feliz 2007 y esas cosas. Destierra la nostálgia. Sólo sabe hacer daño.

Kissxxx

Arena dijo...

qué bonito escribes... yo también prometo volver a menudo :)

llanetes dijo...

Escribió usted esta dulzura el día de mi 25 cumpleaños.

ln dijo...

y como en las mejores películas, en las más tristes, todo termina en un agrio plano cenital...

txe dijo...

hay otras líneas muy acertadas de garcía montero sobre la nostalgia que debería conocer.

saludos

El detective amaestrado dijo...

Benjamín Prado sabe bien de lo que habla...

629 dijo...

Nunca hay vencedores y vencidos. Sólo hay derrotados.
Esa frase resume tantas vidas. No se si desagraciada, pero si acertadamente.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.