jueves, octubre 23, 2008

Bloqueo

La culpa de todo la tuvo la corbata. ¿Qué hacía ahí, colgando de su cuello, flácida, de ese ridículo color naranja salmón? ¿Qué sentido tenía? Es difícil imaginar cómo se puede pasar de la incomprensión del sentido de una simple corbata a la desorientación vital más absoluta. Pero eso fue lo que le ocurrió a Ray mientras terminaba de rellenar de palomitas uno de esos combos de cartón. Se quedó parado, con la pala de metal en la mano, perdido en un punto intermedio entre su sitio y el de la cuarentona con gafas que le observaba perpleja desde el otro lado del mostrador. Ni siquiera el empujón de su jefe, alertado por la mujer, y por toda la cola de gente, que ya alcanzaba la puerta y, por extensión, la plaza en la que desembocaba, le movió ni un ápice (mentalmente, se entiende). Era como si algo en su interior se hubiera desconectado, dejándolo sin alimentación. La gente comenzó a arremolinarse alrededor del mostrador, curiosos, como si estuvieran ante la jaula de un animal en el zoo. El jefe, con ojos de alucinado, comenzó a zarandearle mientras le gritaba órdenes cada vez más atropelladas que no obtuvieron ninguna respuesta, ni física ni verbal. En el momento en que la situación comenzaba a parecerse a una escena de una película de Berlanga, Ray abrió la boca para decir algo. El silencio se hizo absoluto y todos contuvieron la respiración mirándole con los ojos como platos a la espera de una explicación. Lo que escucharon a continuación no se le olvidará a más de uno en el resto de su vida: “Las quieres con sal o sin sal”.


Escuchando: Bujías para el dolor - Enrique Bunbury

7 comentarios:

Someone exactly like you. dijo...

Siempre echamos la culpa a algo o alguien,ya sea la corbata,la lluvia,o el cambio de estación.

Gaëlle dijo...

A veces necesito desconectar pero mas bien sola, mas provechos tiene!

Julia dijo...

jé! Cuanto detalle en tan breve espacio de tiempo. Logras que desee no parar de leer.

Anónimo dijo...

Còmo mola lo nuevo de bunbury!!!

Claudia

Anónimo dijo...

Wowwww, cojonudas todas tus fotos, por cierto.

claudia

ALOMA69 dijo...

Sorprendente.

Aprovecho para saludarle!

Luna dijo...

Caí por aquí casi sin querer. Encuentro casi sin buscar.
Hallo el Círculo Polar.
Me estremezco con E. Bunbury.
La culpa de todo
la corbata la tiene.
La sal nos la da la vida.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.