lunes, octubre 01, 2007

Ojos

Él dijo "tengo muchas ganas de querer", pero su voz se difuminó víctima del ruido del tráfico. Fue entonces cuando, de manera violenta, comenzó a entender que todo cuadraba en su cabeza, y más aún en su corazón, pero que en los ojos de ella todo era distinto. En ellos, ni grandes ni pequeños, ni claros ni oscuros, ni brillantes ni apagados, simplemente especiales, se construía la realidad de una manera totalmente distinta, de una forma que quedaba tan lejos de su entendimiento que sintió el mareo del final.


Escuchando: Dakota - Stereophonics

8 comentarios:

Princess Valium dijo...

Si en los ojos de ella no hubo ni un atisbo de sonrisa, ni de complicicdad, es que tal vez no era la persona elegida. Si tenía ganas de querer, mejor que fuera a otra persona, alguien que le correspondiese como merece.
Besos

nathalie dijo...

no he podido evitar acordarme de los amantes del circulo polar...

beatus_ille dijo...

muchas gracias

jolín le das a la tecla, eh!

bss

Maktub dijo...

Qué tal rey? Hacía algunas semanas que no pasaba por aquí. Me alegro de encontrar delicias que leer y disfrutar.

Un besito!
KissxxX

Claudia, la chef dijo...

Con la música que escucha no me extraña que vierta relatos tan chulos, y viceversa.

ALOMA69 dijo...

Los finales, las despedidas son tristes, siempre queda un gran vacío después, has sabido transmitir ésa sensación.

Saludos!!!

llanetes dijo...

Me encanta lo bien que reeescribes las canciones. Un beso desde la cola del paro.

Caralimón dijo...

Oh, qué texto tan familiar...

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.