lunes, febrero 12, 2007

Heridas

Y llorabas cuando follábamos. Profundamente. Gemías de placer, pero las lagrimas resbalaban por tu rostro. Llorabas igual que en muchas otras ocasiones. Y yo había terminado por acostumbrarme, aunque nunca llegara a entender qué era lo que tenías. Después, sentados los dos en la cama, con un cigarro en los labios, tú tratabas de explicármelo. Me hablabas de campos de trigo y de muñecas desnudas. De tardes inmensas como lagos. Me explicabas algo sobre una herida de ésas que no se ven y que no cicatrizan nunca. Y que sangran como úlceras. Entonces yo te apretaba contra mí, y tú volvías a llorar y a mí me daba la impresión que te dolía quererme. Que te dolía querer, y que ya fuera follando o escuchando nuestro disco favorito las lágrimas serían compañeras nuestras. Y desde entonces tengo una misión basada en conocerte en toda tu extensión, de cabo a rabo, no dejar ni una célula de tu pensamiento sin rastrear en busca de una herida tan vieja como la tierra y tan omnipresente como el amor.


Escuchando: La rupture - Yann Tiersen



(En la imagen el autor, un servidor, víctima de un robado pactado)

27 comentarios:

sofia dijo...

creo que voy a llorar

El detective amaestrado dijo...

Mujer mojada por todas partes. Intenso, parece...

Arcángel Mirón dijo...

Con semejante determinación, sólo puede esperarte el éxito.
Vas a conocerla.

Te deseo temple de acero y alma de agua para cuando eso suceda.

lapicero_azul dijo...

Caro que sí, ven cuando quieras xD. ¿Es que ahora hay que pedir permiso para leer un blog?

Me agradó encontrar tu blog entre los comentarios, me tendrás aquí con frecuencia con o sin tu permiso :)

QuéCuca dijo...

Después de todo, es buen síntoma que ella pudiera llorar y mejor aún que tú quisieras tratar de entenderla.

Saludos

Princess Valium dijo...

A veces el propio placer, la excitación, la sensación de unión con la otra persona, amar con tanta intensidad que faltan las palabras; hace que las lágrimas broten y no dejen de hacerlo hasta que una abrazo y un susurro nos calman por dentro.
Un beso

629 dijo...

Lagrimas y placer. Como leerte. A veces me cuesta reprimir ambos sentimientos. De verdad.
¿será eso normal?

Nathalie dijo...

ufff...que pasada...qué sexual!! Me recuerda mucho a un pasaje de un libro que me gusta mucho, "LA carta esférica" de A.P.Reverte, en el que el prota se acuesta con la chica y se da cuenta de que sus gemidos no tienen que ver con él, que son parte de un dolor muy profundo que desde hace cientos años llevan todas las mujeres dentro y que nunca será suya (bueno algo así dice)

en fin, que no te olvides las tiritas en esa apasionante búsqueda.

un abrazo

ALOMA69 dijo...

Cuál debe ser el misterio que guarda esta mujer?

Toda una sorpresa ver tu foto, una se acostumbra a las palabras sin rostro.

Saludos!!!

Kactus dijo...

Lágrimas de placer al ritmo de Yann Tiersen, combinación casi perfecta!:>

Danelí dijo...

Cicatriz con c, de cuerpo de mujer.

Un beso
=*

Maktub dijo...

Intenso. Sin duda.

Espero que sus lágrimas no tengan nada que ver contigo. Sino que sean porque la haces feliz. Siento contarte que a mí me ha recordado a una escena igual que viví y desgraciadamente cuando yo lloraba en ese momento era porque no pensaba en quien tenía encima, sino en la persona de la que realmente estaba enamorada. Triste pero cierto. Por ello, que ojala sus lágrimas no signifiquen eso...

Un besazo.

llanetes dijo...

Joder nene, qué bonito. Por cierto, NADA que ver con la foto del tupperware!!!!!!!!!!!

Lost in Translation dijo...

no es raro llorar cuando se folla. Follar es una union de muchas cosas, no solo de dos cuerpos y puede doler quererte o puede estar feliz de no estar sola y tenerte a ti como compañera. Yo he llorado tambien mientras estaba con alguien. Mis motivos eran claros y quizas muy distantes de los que pueda tener esa persona que llora contigo pero yo no lo veo raro, creo que es peor si llora despues, je

istharb dijo...

Bonito post

Un saludo

Julia dijo...

A veces amar duele, pero quizá cuánto más duele más queremos amar. Te deseo paciencia y dedicación a ella, deseo que seas capaz de conocerla y de hacer que sus lágrimas se tranformen en sonrisas... Es triste y a la vez muy apasionado.

Besos!

sofia dijo...

no me canso de leerlo

shhhhhh dijo...

buff, precioso. :___)

Nathalie dijo...

para cuando nuevas historias? venga, que ya hay ganitas....:)

txe dijo...

por qué llorarán...

por fin una foto del autor! cool!

llanetes dijo...

ACTUALICE POR DIOOOOOOOOOOOOOOOOOS

Chare dijo...

Uy :)

Me encanta Tiersen (desde que vi Amelie, que pava soy)

Un saludo y gracias por la visita a La Puerta

huelladeperro dijo...

Uno de los más hermosos posts que he leído nunca
Cuánto dolor puede despertar un poco de amor y de atención exclusiva!
Qué mal que estamos muchos!
Qué bien que aún seamos sensibles!

LOLA GRACIA dijo...

Precioso objetivo.
Hay viejas heridas que no sanan nunca. Lo tienes jodido

alevosa dijo...

pues yo cuando lo hago, cuando lo hago bien, y me sale pleno me entra la risa floja...hay gente pa to

a dijo...

La rupture acaba siendo lo más dulce del amor, lo demás duele...

besos!

eva dijo...

marylin tenía una cicatriz en el costado y aunque su orígen tal vez sea el q cuentan- algo tan prosaico como una operación de vesícula-yo creo que la herida se le había ido formando con los años.Con muchas lágrimas que no había podido derramar precisamente entonces, cuando estaba follando y no había campos de trigo ni muñecas desnudas.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.