lunes, noviembre 13, 2006

Ciclos

Como tengo esa extraña querencia por los moteles, a uno de ellos me dirigí aquella noche. Lo cierto es que, si se busca bien, se puede encontrar alguno relativamente cómodo, pero hay que poner interés y yo no estaba dispuesto a ello. Así que elegí el primero que se cruzó en mi camino. Un edificio sumido en la oscuridad; sólo arañado por la luz de dos farolas destartaladas.
Un cuaderno y un par de discos, todas mis posesiones aquella noche tormentosa del mes de noviembre. Así que, como no podía ser de otra forma, me puse a escribir sobre ti. Pero ya no eras una cara o un nombre. Ya no. Ahora eras todas las caras y todos los nombres de mujer. No había una única personalización porque, simplemente, ya no existía nadie para mí.
Me salió todo el texto sin pausa, a raudales. Mi mano movía el bolígrafo como si tuviera voluntad propia. De este modo, las hojas en blanco se vieron inundadas de una tinta que reproducía melenas rubias, ojos marrones, labios carnosos, tardes de domingo, besos bajo los árboles, lágrimas sentidas… En fin, todo un catálogo de relaciones a modo de recopilación. Al igual que algunos grupos o cantantes deciden, cuando llevan el suficiente tiempo creando y creen que ha concluido un ciclo, reunir sus mejores temas en un disco, yo había llevado a cabo un compendio de relaciones, convencido también de que un ciclo había terminado.
Ayer, me compré un cuaderno nuevo.


Escuchando: Tristeza - Iván Ferreiro

7 comentarios:

naná dijo...

La vida debería ser, no como un cuaderno, si no un archivador. De manera que siempre puedes llevar el mismo cuaderno, pero vas poniendo nuevos folios. Puedes elegir qué quitas, que reservas,que guardas en otro archivador más importante...

Pero lo que sin duda se necesita, es una buena guía de moteles.je,je.
Saludines.

ALOMA69 dijo...

Los moteles son el escenario ideal para aventuras ficticias o reales, a mi es una imagen que también me fascina, sería interesante leer esa suma de relaciones...

Saludos!!!

629 dijo...

Moteles. Mujeres.
Ciclos. Cuadernos.
Círculo extraño, hipnótico.

Buneo. Muy bueno.

Sayury dijo...

Como bien apunta aloma69, los hoteles son lugares ideales en los que podemos interpretar el papel que queramos en nuestra vida: actuar con total libertad e independencia porque nadie sabe quienes somos...

Saludos desde Rod@ndo!

llanetes dijo...

motel+mujeres, yo cambiarí el cuaderno por una botella de ron

txe dijo...

escritura automática!?

LOLA GRACIA dijo...

Si, hay personas, situaciones y momentos que marcan un cambio de ciclo en nuestra vida

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.